Arabia Saudí se compra la Champions asiática y acogerá su fase final

Arabia Saudí compra a golpe de talonario la Champions League asiática. Otro competición más que desde el país árabe atraen a su territorio demostrando el músculo financiero que en los últimos años ha ido acaparando. Si la Supercopa de España lleva tres años consecutivos jugándose en Riad, ¿por qué no iba a poder ser igual para la Liga de Campeones de Asia?

La AFC, la Confederación Asiática de Fútbol, ha confirmado que Arabia Saudí será el país anfitrión las dos próximas temporadas de su máxima competición en un revolucionario nuevo formato que dejará premios económicos mucho más sustanciales para los vencedores del torneo. Así, los 24 mejores clubes del continente asiático se dividirán en dos grupos que conformarán dos ligas, Este y Oeste, donde se jugarán los 16 billetes para octavos de final: los ocho ganadores jugarán la fase final en Arabia Saudí.

Así, en este nuevo formato que propone la AFC, los cuartos de final, semifinales y final de la Champions asiática se disputarán a partido único en una sede neutral que será, durante las temporadas 24/25 y 25/26, en Arabia Saudí. Se trata de un cambio estratégico y revolucionario para el fútbol asiático que además reportará a los ganadores un botín que triplica lo que percibirá este año el campeón. Si este curso el campeón asiático ganará cuatro millones de dólares, en este nuevo formato en Arabia Saudí concederá 12. El subcampeón también triplica sus ganancias: de dos a seis millones.

El pasado mes de septiembre la AFC puso a disposición de las diferentes asociaciones que componen su organismo la posibilidad de albergar, en dos años consecutivos, el nuevo formato de la Champions League asiática. Fueron tan sólo dos las que presentaron sus candidaturas para celebrar estas fase final del torneo que comprende un total de siete partidos, los cuatro de cuartos de final, los dos de semifinales y la gran final, todos a partido único.

See also  sólo tiene un 3% de opciones de recaída

Tan sólo dos Federaciones mostraron su interés y presentaron su candidatura, la de Irán y la de Arabia Saudí. Las propuestas, presentadas antes del 15 de octubre, han tenido como resultado una victoria aplastante a favor de los saudíes. La SAFF, la Federación de Fútbol de Arabia Saudí, se llevó el gato al agua tras mostrar una mejor disposición en diferentes parámetros, especialmente en lo referente a infraestructuras y alojamiento y todo lo requerido y necesario para la disputa de un torneo de la magnitud que se espera, que en su primera edición está fijado para disputarse en 10 días, del 25 de abril al 4 de mayo de 2025.

Así, acorde a todo esto, Arabia Saudí albergará, tras la aceptación de la AFC, la Liga de Campeones asiática de las temporada 24/25 y 25/26 y también, de manera provisional, las tres temporadas consecutivas, hasta 2029. Estas tres últimas sí están sujetas a que se cumplan diferentes condiciones y cada una de ellas estará revisada por parte de la AFC en base al desempeño de las dos primeras temporadas ya pactadas. En cualquier caso, si todo transcurre con normalidad, Arabia Saudí se asegura que lo mejor del fútbol asiático se decida durante los próximos cinco años en su país, previsiblemente en Riad, la capital saudí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *