“Conseguimos que España fuese respetada”

Este jueves 21 de diciembre se cumplen 40 años de una de las mayores gestas de la historia del fútbol español. Cuando en este país no teníamos casi derecho a soñar en grande, España obró el milagro en una noche de sevillana anotando 12 goles a Malta para sacar billete para la Eurocopa de 1984. Años antes enlazar dos Eurocopas y un Mundial, una clasificación a un torneo con épica era considerada una gesta y esta hazaña está a la altura de los cuatro grandes títulos cosechados por la selección.

Por ello Juan Antonio Señor Gómez (Madrid, 26 de agosto de 1958) estará para siempre en los libros del fútbol español. El ex jugador, que se convirtió en leyenda en el Zaragoza, anotó el duodécimo tanto que en el minuto 84′ llevó al delirio a los miles de aficionados que creyeron en el milagro y abarrotaron las gradas del Benito Villamarín. El ya famoso «gol de Señor» pronunciado por José Ángel de la Casa cumple 40 años y qué mejor volver a relatarlo en OKDIARIO.

Pregunta: Volvamos 40 años atrás en el tiempo. ¿Qué recuerda de ese día?

Respuesta: Pues como un día muy cercano y muy sentimental. Con mucho arraigo español.

P: El «gol de Señor» de José Ángel de la Casa es historia de nuestro país. 

R: Me pongo en la piel de él, un profesional de la información, siempre correcto, siempre con las palabras adecuadas… y lo ves ejercer como un español más viendo la televisión. Por eso se le desgarra al voz.

P: Igual que a muchos millones de españoles.

R: Te puedes imaginar como me siento de orgulloso y privilegiado, feliz de haber defendido esa camiseta y haber sido el protagonista del último gol.

P: Yo no había nacido, pero como si lo hubiese vivido. Cambiasteis la historia de España a nivel futbolístico. 

R: Sí y sin ser un Mundial o un Europeo. La España de 1983 necesitaba una sonrisa y conseguimos sacársela a millones de españoles. Este triunfo hay que contextualizarlo con una democracia muy joven todavía en nuestro país y con unos problemas importantes. No vivimos un año fácil y lo acabamos con una noticia positiva que fue un antes y un después. A partir de ahí la selección española comenzó a tenerse en cuenta y convertirse en una potencia mundial. A partir de ahí empezó a tenerse en cuenta a España como un rival temible, como un rival a batir no como uno más.

P: La medalla de Barcelona, el gol de Alfonso a Yugoslavia… son momentos que cambian la historia de España.

See also  Unionistas vs. Barcelona, en directo hoy

R: Ese 12-1 es el embrión de un equipo que llega a la final de la Eurocopa 1984, que llega a cuartos de final del Mundial de México 1986, que llega a convertirse ya en un equipo. Había muy buenos jugadores en aquella selección en la que yo jugué y se han ido sucediendo. Desde ahí no hemos fallado prácticamente en ninguna fase final.

P: La del 92 en Suecia y España no ha vuelto. En España se nos ha olvidado celebrar una fase de clasificación. 

R: Y no te olvides que en aquella Eurocopa jugamos ocho equipos, ocho.

R: Sí, sí.

R:  Es decir, que dentro de todo el contexto europeo y de las grandes potencias, es que Italia no llegó, esa Holanda tampoco. ¿Holanda tampoco, eh? ¿Países fuertes, Inglaterra tampoco, eh? Llegó Francia como anfitrión. Y luego estaban España, Alemania, Rumanía, Yugoslavia, Portugal y Dinamarca.

P: Hablabas de que el 83 fue un año complicado para España. El incendio de Alcalá 20, el trágico accidente de Barajas en el que murieron 92 personas…

R: Y algún atentado.

P: Eran años complicados para España. ¿Cómo era la relación entre la sociedad y la selección?

R: Pues hombre, digamos que que España con ese contexto, con esa nueva democracia, desde hacía nada, pues era una España que estaba cambiando, que se estaba haciendo fuerte y libre.  Y bueno, había un sentimiento absolutamente español de todo lo bueno que le pasara al país, porque repito, veníamos de una dictadura a una democracia. Entonces todo lo que se consiguiera, todo aquello que tenía que ver y en este caso con con el fútbol, pues pues imagínate el boom que fue aquello. Además antes de Navidad o sea, un 21 de diciembre.

P: Hace 40 años las ventanas de selecciones también caían en épocas inoportunas.

R: Sí, sí (risas).

P: Ha pasado a la historia. Y si Dios quiere y nos da salud para ello,  pues habrá un 50 y habrá un tal y la gente seguirá recordándolo. Eso es maravilloso.

R: Sí, sí. La verdad es que es un orgullo que eso haya quedado generación tras generación en el recuerdo de de las cosas bonitas de este país.

P: ¿Dentro del campo como lo visite? Falláis un penalti, un gol en contra, una renta que parece imposible en una primera parte mala.

R: No, no es mala, no hicimos 12 ocasiones de gol… pero fueron dos goles y dos postes.

See also  Arabia Saudí vuelve a sembrar el miedo en el mercado de invierno

P: Me refería a que el botín no era suficiente. Aún así se acabó consiguiendo.

R: Bueno, pues es una cuestión de fe, es una cuestión de creer… Es una cuestión de decir que no me que no se quede nada en el camino y que nadie pueda decir que no lo he intentado hasta el último segundo.

P: Iniesta dice que en el 116′ escuchó el silencio antes de golpear, ¿qué escuchó usted?

R: Yo no (risas). Hubo una luz encendida de repente en un momento en lo que lo único que quiero es correr de alegría y no hay dirección en esa carrera. El silencio lo apagaron mis compañeros y los aficionados que estallaron de alegría.

P: Lógico su momento de locura.

R: Es el gol que nos clasifica. Corro hasta que se me echan los compañeros encima y no noto ni siquiera el peso de dos o tres. Es un punto de adrenalina después de una gran esfuerzo. Culmino una carrera sin rumbo, sin destino, con una luz enorme y un estado de alegría provocado por la adrenalina. Entonces no hay silencio. Lo que hay es luz por encima de todo.

P: ¿Cómo te gustaría que te recordaran?

R: Pues simplemente con una sonrisa. Una sonrisa con orgullo español en un momento en el que el país estaba creciendo en lo que a ser una democracia se refiere. Siempre hay que contextualizar para saber en qué condiciones se ha afrontado el partido. Los que se clasificaban para la Eurocopa entonces éramos ocho. Veníamos de un año convulso y con decepción. Incluso veníamos de un año de organizar el Mundial y decepcionar.

P: No salieron las cosas como como se esperaba.

R: No, no pasamos ni siquiera a la siguiente ronda. ¿O sea que pues poniendo todo eso en el en la coctelera, pues bueno, qué es lo que sale de ahí? Una sonrisa y una sensación de orgullo de haber vestido la camiseta nacional y de haber hecho feliz a tantos millones de españoles.

P: Muchas gracias Juan. Algo pasó aquel día que ha quedado para siempre.

R: Fue un antes y un después. A partir de ahí, yo creo que la selección española da un salto adelante importante y se empieza a convertir en una selección respetada y admirada.

P: Que disfrute el aniversario y Feliz Navidad.

R: Feliz Navidad, muchas gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *