Garuba vuelve a sonreír por Navidad con los Warriors

Usman Garuba recupera la sonrisa por Navidad. El ala-pívot español ha disfrutado de sus primeros minutos en la NBA con Golden State Warriors, después de toda la temporada jugando con su equipo filial. Aunque de momento solo han sido un par de ratos testimoniales, tienen importancia porque demuestran que su entrenador Steve Kerr lo tiene en el radar con vistas al futuro.

El ex jugador del Real Madrid firmó un contrato dual con los Warriors que permiten al equipo alternar su presencia entre Golden State y Santa Cruz, su filial que juega en la liga de desarrollo y donde esta temporada está promediando 11 puntos y 9 rebotes por partido, números suficientes para que Kerr lo haya tenido en cuenta.

Garuba volvió a jugar en la NBA el viernes en el partido contra Washington Wizards y de nuevo tuvo minutos en el siguiente partido contra Portland Trail Blazers. En ambos casos jugó en el tramo final, cuando la victoria ya estaba en manos de su equipo. Contra los Wizards consiguió una asistencia en 2:14 minutos y ante los Blazers logró un robo en 3:49 minutos. Todavía es poco, pero por algo se empieza.

Los Warriors parecían muy tocados, envueltos en una racha nefasta de juego y resultados y con la polémica constante en torno a un Draymond Green ahora suspendido de forma indefinida. Sin embargo, el equipo californiano ha resurgido con cinco triunfos seguidos, uno de ellos en la prórroga ante los temibles Boston Celtics, y tiene un balance de 15-14 que les sitúa en puestos de play-in en el Oeste. Garuba espera aprovechar este buen momento para seguir creciendo y hacer buenas las palabras elogiosas que le dedicó Kerr hace una semanas.

«Usman me recuerda un poco a Draymond Green y a Kevon Looney. Es un jugador que nos gustó en el draft de hace un par de años y cuando estuvo disponible este verano tras ser descartado por Houston nos lanzamos a por esta oportunidad. No es una amenaza de larga distancia, no es un tirador, ni el típico jugador que todo el mundo está buscando, pero entiende el juego, saber cortar, es buen pasador y cuando tiene minutos le da sentido al juego. Los jugadores que están con él en pista lo disfrutan», analizó el técnico.

See also  La sorprendente técnica que empleó la familia Schumacher para estimular al piloto

«Jugará mucho en Santa Cruz, es aún muy joven, necesita desarrollarse y estamos contentos con él», añadió Kerr, recordando que Garuba sigue siendo un joven de 21 años, a pesar de que la precocidad que siempre ha marcado su carrera invita a pensar que es mayor. De hecho, llegó a la NBA en el verano de 2021 y disputó 99 partidos con Houston Rockets antes de quedarse sin equipo el pasado verano.

Se especuló mucho entonces con el futuro de Garuba, e incluso se habló de un posible retorno al Real Madrid, pero el jugador de Azuqueca de Henares siempre se mantuvo firme en su pretensión de triunfar en la NBA. «Le demostraré a todos que están equivocados. Subraya mis palabras», escribió en sus redes sociales tras confirmarse que se quedaba sin equipo. Cuatro meses después, ha vuelto a jugar en la NBA.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *