Los argumentos de Europa contra el monopolio de UEFA

La Superliga ha obtenido una rotunda victoria judicial en Europa. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha sido muy contundente en su veredicto, largamente esperado y publicado este jueves, y ha confirmado que la UEFA ha disfrutado de un monopolio en el fútbol europeo durante casi siete décadas. «La FIFA y la UEFA están abusando de su posición dominante», expone el TJUE en su contundente sentencia.

«Las normas de la FIFA y de la UEFA sobre la autorización previa de las competiciones de fútbol de clubes, como la Superliga, violan el Derecho de la Unión. Dichas normas son contrarias al Derecho de la competencia y a la libre prestación de servicios», sentencia el TJUE a modo de resumen tras las deliberaciones realizadas por un grupo de 15 jueces durante más de un año.

«El Tribunal de Justicia considera que la organización de competiciones de fútbol de clubes y la explotación de los derechos de difusión son, claramente, actividades económicas. En consecuencia, estas actividades deben respetar las normas en materia de competencia y las libertades de circulación, a pesar de que el deporte, como actividad económica, presente ciertas características específicas, como la existencia de asociaciones dotadas de facultades normativas, de control y sancionadoras», argumenta el tribunal europeo. En este sentido, el TJUE remarca que «además de disponer de estas facultades, la FIFA y la UEFA organizan ellas mismas competiciones de fútbol».

«Cuando una empresa en posición dominante tiene la facultad de determinar en qué condiciones pueden entrar en el mercado empresas potencialmente competidoras, esta facultad, habida cuenta del riesgo de conflicto de intereses que genera, debe ir acompañada de criterios que permitan garantizar su carácter transparente, objetivo, no discriminatorio y proporcionado. Pues bien, las facultades de la FIFA y de la UEFA no están sujetas a ningún criterio de esta naturaleza. En consecuencia, la FIFA y la UEFA están abusando de su posición dominante. Asimismo, sus normas de autorización, de control y sancionadoras, habida cuenta de su carácter arbitrario, deben ser calificadas de restricción no justificada a la libre prestación de servicios», denuncia el tribunal europeo.

See also  "Un club que tiene una sala de trofeos vacía..."

Además, el TJUE también avisa de que «las normas de la FIFA y de la UEFA relativas a la explotación de los derechos de difusión pueden perjudicar a los clubes europeos de fútbol, al conjunto de las empresas que operan en los mercados de los medios de difusión y, finalmente, a los consumidores y a los telespectadores, al impedirles beneficiarse de nuevas competiciones potencialmente innovadoras o interesantes».

«Con todo, corresponde al Juzgado de lo Mercantil n.º 17 de Madrid comprobar si estas normas pueden, no obstante, beneficiar a los diferentes grupos de interés del fútbol, por ejemplo, mediante una redistribución solidaria de los ingresos generados por esos derechos», agrega el tribunal, recordando que el caso vuelve ahora a la justicia española, que está obligada a guiarse por este dictamen de Europa.

Por último, el TJUE remarca que su veredicto es de carácter general y, a pesar de que da luz verde a nuevo operadores en el mercado de las competiciones europeas de fútbol, prefiere no entrar en los detalles específicos de la Superliga. «Una competición como la del proyecto de la Superliga no debe ser necesariamente autorizada. Al habérsele planteado cuestiones de carácter general acerca de las normas de la FIFA y de la UEFA, el Tribunal de Justicia no se pronuncia, en su sentencia, sobre este proyecto específico», concluye.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *