“¡Para, que me estás haciendo daño!”

La joven que ha denunciado a William Carvalho por violación le dijo «¡para, que me estás haciendo daño!» durante las relaciones sexuales que ambos tuvieron la noche del 9 al 10 de agosto de 2023 y que han sido confirmadas por el propio futbolista en su declaración en el Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla. OKDIARIO ha tenido acceso al parte de lesiones presentado por la presunta víctima, que indica que, además, sufrió daños esa noche tanto en tobillos como en rodillas.

La denunciante sospecha que fue drogada en la discoteca antes de ser llevada al hotel por el futbolista portugués para mantener relaciones sexuales no consentidas. La presunta víctima no recuerda qué ocurrió exactamente durante toda esa noche y tiene sospechas de que el jugador o alguno de sus acompañantes introdujo algún estupefaciente en su bebida.

Cuatro días después de su encuentro sexual con Carvalho, la denunciante acudió al Hospital Can Misses de Ibiza, donde se sometió a un examen médico y recibió un parte de lesiones. En este documento se acredita un hematoma en la rodilla izquierda, un esguince en el tobillo derecho y un golpe en la cabeza. Estas lesiones se atribuyen a que aquella noche se cayó al suelo. Durante su estancia en la discoteca la tuvieron que ayudar varias veces porque no se encontraba bien. La joven piensa que esa noche fue drogada.

william carvalho
El parte médico de la denunciante.

William Carvalho declaró en calidad de imputado ante la juez este martes 6 de febrero en el Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla y lo hizo durante una media hora aproximadamente. En dicha exposición, el futbolista del Real Betis reconoció que aquella noche mantuvo relaciones sexuales con la chica, pero que desde su punto de vista fueron consentidas.

See also  Aston Martin desvela nuevos detalles del coche de Fernando Alonso para 2024: así suena el motor

Hay que recordar que el futbolista invitó a la joven a pasar unos días en Sevilla, que cenaron juntos y que luego se fueron a una discoteca donde ella asegura que no tiene conciencia de la mayor parte de lo que ocurrió. Lo que sí es irrefutable es que las cámaras captaron a ambos a las 5 de la mañana subiendo a la habitación de un reconocido hotel de la ciudad, y a las dos horas el futbolista se marchó del lugar.

En la declaración de este martes, donde no se han tomado medidas cautelares contra el jugador portugués, William Carvalho también admitió ante la juez que él sabía que ella se encontraba indispuesta cuando ambos estaban en la discoteca. De hecho, el futbolista bético ha afirmado en su declaración de este martes que, cuando la joven afirmó estar indispuesta, él decidió llevársela al hotel.

Ella cree que fue drogada

Todo el núcleo de este caso, al fin y al cabo, gira en torno al consentimiento. Ambas partes han reconocido que hubo relaciones sexuales. La Justicia deberá dictaminar ahora si fueron consentidas o no.

La denunciante cree que fue drogada, porque en la discoteca empezó a encontrarse muy mal y sufrió varias caídas. De ahí los golpes que figuran en el parte de lesiones. De esta manera, según fuentes judiciales, estaría descartado que William Carvalho golpeara a la víctima. En la zona genital no presentó lesiones porque acudió al médico varios días después. La denunciante acreditó, a través de testigos, que se encontraba mal al día siguiente y que tenía dolor en su zona genital.

En la mañana posterior a los hechos, la denunciante tenía una sesión de fotos y tuvieron que paralizarla porque ella no se encontraba en condiciones para realizarla. Esto mismo se lo dijo al fotógrafo y al personal del hotel donde pasó la noche. Ese relato lo aporta la denunciante como prueba al afirmar que al día siguiente de los hechos ya no se encontraba bien y que tenía dolor en la zona genital.

See also  Nadal volverá a hundirse en el ranking y caerá por debajo del top-600

La víctima no recuerda

La presunta víctima está habituada a salir de fiesta y nunca ha sufrido un episodio similar al vivido la noche de autos. Por esta razón, parece muy extraño que se encontrase tan mal en la discoteca cuando solamente había bebido una copa de vino y un gintonic. Nada más. La joven denunciante no recuerda en qué momento exacto de la noche comienzan las lagunas en su memoria.

Ella ha intentado reconstruir aquella noche en innumerables ocasiones y hay un dato que refleja claramente que durante el momento en el que se encontraba en la discoteca estaba indispuesta: a mitad de la noche, la joven le escribió un whatsapp ininteligible a un amigo y posteriormente le envió la ubicación del lugar.

Este dato es un indicio claro de que, en ese momento, la muchacha ya no era consciente de nada. Por este motivo, a la juez le llamó la atención que William Carvalho decidiese llevarse a la denunciante al hotel conociendo su delicado estado de salud en ese momento para, posteriormente, mantener relaciones sexuales consentidas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *