Piqué deja un agujero de 36 millones en la Copa Davis

Las finales de la Copa Davis 2023 comienzan este martes con una gran ausencia marcada en lo deportivo, la del equipo de España, que quedó eliminada en la fase de grupos en septiembre y no podrá ejercer de anfitriona en Málaga, y otra muy destacada en lo organizativo. Será la primera edición bajo el nuevo formato de la Davis que no tenga a su impulsor, Gerard Piqué, que se retiró del proyecto a comienzo de año dejando un agujero en lo económico que asciende hasta los 36 millones de euros. 

Pese a que la ITF cuenta con unas previsiones de que el impacto económico de las finales de la Copa Davis puede superar, este 2023, las cifras de 143 millones a las que llegaron en 2022, la realidad es que económicamente, el proyecto está en entredicho desde antes de la abrupta salida de Kosmos Tennis, la filial de Kosmos Global Holding que impulsó el nuevo formato de la histórica competición de tenis. Presidido por Gerard Piqué, el conglomerado empresarial no llegó a un acuerdo para rebajar el canon anual, que en este 2023 ascendía a 36 millones, y huyó de un proyecto que había lanzado con polémica.

No obtener el retorno esperado fue el motivo claro y casi único por el que Piqué y Kosmos se marcharon de la Copa Davis, ahora en manos de la empresa barcelonesa Tennium, que junto a la ITF intenta reflotar un proyecto que se enfrenta al más difícil todavía. Si las cifras de retorno eran ya negativas, en 2023 habrá que enfrentarse a que la sede única de las finales, ideada por la anterior organización, no tendrá siquiera al país anfitrión, España, entre los participantes.

See also  Rubiales agota en tres horas la venta de sus NFTs en Corea

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *