“Puedo ganar los cuatro Grand Slam y el oro olímpico”

2023 se confirma como uno de los años más importantes de toda la historia del tenis, y todo merced a los triunfos de un tenista, Novak Djokovic, que ha entrado en otra galaxia a base de dominio, títulos y ambición. Por mucho que el jugador serbio, campeón del Open de Australia, Roland Garros, US Open y ATP Finals en una temporada de ensueño, se empeñe en negar la mayor a la hora de considerar su fijación por triunfar, la realidad es que es la mejor de sus virtudes, y volvió a demostrarlo tras coronarse en Turín como maestro por séptima vez.

Djokovic, en la temporada en la que cumplió 36 años, ha logrado conquistar tres de los cuatro torneos de Grand Slam de la temporada, además de ser finalista en el cuarto –Wimbledon– y también las ATP Finals, con sendas lecciones a los dos jóvenes más pujantes que hay en el circuito. Aún le queda un último objetivo, la Copa Davis cuyas finales disputará esta semana liderando a Serbia, y demostrando que en su inabarcable museo de trofeos siempre hay cabida para uno más.

Con el título de las ATP Finals, Djokovic se aseguró llegar, como hace este lunes, a la semana 400 como número uno del ranking ATP, una cifra que le consolida como el mejor de siempre tanto como lo hacen también sus 24 conquistas de Grand Slam o sus siete ATP Finals. Sin embargo, el cerebro de Nole ya piensa en un nuevo curso, 2024, en el que ya tiene marcados todos los objetivos para volver a ganar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *