Un Chelsea en crisis pierde contra el Wolverhampton

El Chelsea sigue en caída libre y sin frenos. Ni en este 24 de diciembre pudieron darle una alegría a su afición y su particular regalo de Navidad. Los de Mauricio Pochettino cayeron estrepitosamente por 2-1 ante el Wolverhampton y donde volvieron a demostrar que son un equipo desalmado y muy lejos de los actuales grandes de la Premier League como lo son el Liverpool, Arsenal y Manchester City. 

Y es que las aspiraciones de este Chelsea con toda la segunda mitad de la temporada por disputar no son más que intentar ganar los partidos e ir recuperando las buenas sensaciones. Pero un día más, los de Stamford Bridge volvieron a evidenciar los grandes problemas estructurales que tienen. Ni la llegada de Mauricio Pochettino ha conseguido dar un giro de guión de un equipo que el gasto en fichajes sobrepasa todos los límites en esta Premier League. 

El Chelsea perdió, sí, pero su suerte podría haber corrido de otra manera si Sterling hubiera materializado en el minuto 31 la que es seguramente la ocasión más clara de su carrera deportiva. El extremo inglés robó el balón al defensa del Wolves y se presentó sólo ante José Sa. Lo curioso de esta acción es que el ex del Liverpool estaba acompañado por dos compañeros más. Una acción de tres contra el portero para ponerse por delante en el marcador, pero el egoísmo del inglés le hizo fallar la ocasión bajo la incredulidad de todo el equipo.

Pero la realidad es que el Chelsea no mereció ganar en ningún momento del encuentro. Fruto de esta inferioridad en el juego, y en las sensaciones, el Wolverhampton se puso por delante en el marcador en el minuto 51 tras el gol de Lemina. El ex de la Juventus remató con la cabeza a la salida de un córner y puso por delante a su equipo en un partido que volvía a presagiar un nuevo fracaso del equipo londinense.

See also  Alineación de España contra Suecia en la Liga de las Naciones: Aitana apunta al once

Fueron pasando los minutos y el Chelsea no daba señales de resurgimiento. Los atacantes del equipo ‘blue’ lo intentaban, pero más allá de la realidad, era el Wolverhampton el que parecía ser el equipo con más calidad del encuentro.

Descuento de 11 minutos

Y no fue hasta el descuento cuando se volvió a mover el marcador. Con 11 minutos de añadido, fue en ese momento cuando más cosas ocurrieron durante el choque. Doherty, viejo conocido de la liga española donde jugó la pasada campaña en el Atlético de Madrid, hizo el 2-0 tras un malísimo despeje de Badiashile. El central francés dejó el balón muerto en el área y el futbolista irlandés certificó la victoria para igualar a puntos en la clasificación.

Pero el Chelsea no había dicho su última palabra en el partido y Nkunku, que debutaba en Premier League este 24 de diciembre con el Chelsea recortó distancias también de cabeza para apretar todo mucho más y dejar un final de partido de auténtico infarto. No obstante, los Wolves supieron jugar con el resultado y acabaron por llevarse el gato al agua y acentuar la crisis del equipo de Pochettino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *